Bocados de realidad X

En las fotos de esta semana también está presente la figura humana. Siempre hubiera dicho que el objeto de tal presencia es el de proporcionar escala a la escena, introducir la referencia que da la medida. Sin embargo, aparte de esto, hay algo más en esa presencia que no era capaz de explicar, pero que proporciona un contenido suplementario a las tomas.



Puede que haya encontrado esa explicación.

Como decía en la entrada Intución y conocimiento, creo que me falta bagaje cultural específico sobre fotografía. En mi intento por poner remedio a esta carencia me he acercado estos días a la obra del fotógrafo Franco Fontana (Módena, 1933). Su producción está Influenciada por el movimiento color field painting, una tendencia en pintura considerada una rama del Expresionismo abstracto que se inició en Estados unidos en los años 50 y caracterizada por otorgar el protagonismo en sus obras al color frente a la figuración, lo que consiguen aplicando aquel en grandes superficies de la tela. Fontana traslada estos conceptos a su fotografía, dirigiendo su cámara tanto hacia los campos de cultivo de Módena como al espacio urbano. Entre las características de su fotografía, aparte de las mencionadas, está la de eludir la perspectiva consiguiendo con ello imágenes planas.

Algunas fotos de Franco Fontana:



Salvando las preceptivas distancias, lo cierto es que sus imágenes de paisajes me han recordado mucho a algunas que yo había hecho y entre las que se encuentran estas que os muestro. Desde luego no las hice intencionadamente, no fui a buscarlas con la intención predeterminada de hacerlas así, sino que ante esos paisajes se me ocurrieron esas fotos; pero si es intencionado buscar la abstracción mediante la composición geométrica, el protagonismo del color y la reducción a dos dimensiones de la imagen. Sin embargo hay una notable diferencia entre estas fotos y las de F. Fontana: la inclusión en ellas de la figura humana. Esta presencia rompe esa planeidad, la contradice y con esa ruptura, con esa contraposición, se genera una tensión que, a mi modo de ver, es la que les confiere ese contenido añadido que no sabía explicar. Creo también que dicha a tensión contribuye el hecho de que esa presencia sea tan discreta, lo que permite que ambas lecturas, la plana y abstracta y la realista puedan hacerse de forma simultánea. Yo creo que funciona así: la primera visión de estas fotos, la que abarca las formas generales supone una interpretación de las mismas en clave abstracta, una visión más minuciosa descubre la referencia y transforma la visión abstracta en realista. Ambas lecturas se yuxtaponen. La figura humana sigue funcionando como referencia, pero ya no, o no sólo, de medida, sino de interpretación de la imagen.

Estas otras dos siguen el mismo patrón.



Finalmente este Bocado ha resultado un ejemplo bastante ilustrativo, me parece, de lo expuesto en la entrada sobre Intuición y conocimiento y la forma en que ambos interactúan. La intuición genera sensaciones que el conocimiento explica, hace conscientes. En cuanto al disfrute en sí de las fotos, ya me gustaban, pero ahora que las entiendo (es curioso eso de entender las propias fotos, pero es así) me gustan aún más.

Comentarios

  1. Me encantan estas fotos, tanto las tuyas como las de Fontana. Extraen un fragmento de una realidad inmensa y lo convierten en una composición geométrica plana.
    Lo que me ocurre es que en la mayoría de ellas no alcanzo a imaginar las distancias enormes entre fotógrafo y objeto para que al aplicar una óptica de gran distancia focal que aplane las perspectivas siga apareciendo tanto campo visual. Sólo lo podría concebir con la utilización de un dron en algunas, o de un telescopio en otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte por qué te cuesta imaginar eso. En las mías desde luego no hay dron ni telescopio, eso sí tomadas desde un punto bastante más elevado que el de los motivos y muy muy lejos. Yo intentaba eliminar el horizonte para conseguir una imagen plana, pero Fontana sí lo incluye en algunas y también lo consigue.
      Las mías están hechas con la Panasonic Lumix que, además de una muy buena óptica Leica tiene un zoom equivalente a 300 mm y también un muy buen estabilizador, que con esas focales es imprescindible.

      Eliminar
    2. Pues supongo que me van fallando las calculaderas.

      Eliminar
    3. :) Simplemente están hechas desde muy lejos. Cuando voy a los sitios de turismo siempre me gusta subir al punto más alto a ver qué se ve (como el chiste Torontontero).
      Aprovecho para recomendarte un fotógrafo que descubrí hace un par de días y que me tiene fascinado, creo que te va gustar:

      Web: http://www.macenzo.nl/gallery

      Instagram: https://www.instagram.com/macenzo/

      Eliminar
    4. Alucinante lo de Macenzo, geometría pura y dura. Imagino que se ha recorrido el mundo entero para encontrar esa cantidad ingente de material. ¡Buenísimo!
      En cuanto a las distancias en tus fotos, he hecho un cálculo muy por encima con la foto de las chicas en la playa, y suponiendo que entre ellas haya 2 m. de distancia, que el ángulo de visión del objetivo sea de unos 8°, y el ángulo sobre la vertical hasta el punto medio de la foto sea entre 60° y 45°, me sale una altitud aproximada de entre 295 y 365 m. sobre el nivel del mar. Supongo que habrá algún fallo en los cálculos, porque me cuesta imaginar esa altura tan cerca de la orilla.

      Eliminar
    5. Sabía que te gustaría macenzo (Dirk Bakker), también tiene cuenta en Flickr y en Instagram. Según dice trabaja mucho la edición, algunas son montajes a base de repetir una parte, pero los resultados son magníficos, puede que demasiado perfectos, por ponerle una pega, desde luego todo lo que aparece en la fotografía está controlado, son imágenes muy impactantes que tiene mucho mérito ver.

      En cuanto a tus cálculos no creo que fueran tantos metros de altitud, no sé qué parámetro habrá fallado, quizás el ángulo. De todas formas y para que salgas de dudas esa foto está hecha en Nazaré (Portugal), desde el faro.

      https://www.google.es/search?q=Nazar%C3%A9&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=0ahUKEwjSkM-yo_DUAhWmCMAKHT5GBOQQsAQITQ&biw=1305&bih=753#imgrc=_

      Eliminar
    6. He rehecho los cálculos pero al revés, partiendo de la altitud que parece ser que tiene el faro (unos 50 m.), y sí que me cuadra más o menos con la amplitud de la foto. En algún momento había cambiado seno por coseno, o al revés, ya ni me acuerdo.
      En cuanto a Dirk Bakker, por poner también una pega, es la de que no me gusta -en general- el formato cuadrado para las fotos. Creo que la verticalidad o la horizontalidad es el primer elemento de la composición, pero bueno, es un asunto muy subjetivo. Lo que no entiendo es cómo Instagram impuso ese formato en un principio y fuese tan bien aceptado.

      Eliminar
    7. En cuanto al tema de la altura de la foto de la playa, la verdad es que no estoy seguro. En principio pensaba que la había hecho desde el faro, pero luego, viendo las fotos que te enlacé (las que aparecen en Google) he visto que la parte alta de la ciudad está aún más alta que el faro y tal vez la hiciera desde ahí. No lo recuerdo wallace. En cualquier caso, si las has visto, habrás comprobado que hay fotos de la playa en que la gente parecen hormiguitas.

      En cuanto al formato cuadrado de las fotos de macenzo, lo cierto es que a mí también me gusta mucho el formato cuadrado, sería una tonta redundancia decir que así me parece que quedan más “cuadradas”, pero lo cierto es que esa forma tan geométricamente pura me atrae. Igual que cuando enfoco la cámara, casi siempre la pongo en vertical. Pueden ser manías.

      Y sobre Instagram no te sé decir porque nunca lo he seguido, pensaba que era únicamente para las fotos de CR7 y compañía, hasta que he empezado a indagar sobre los fotógrafos que publican en una web que se llama ”cada día un fotógrafo” en la que descubrí a este Dirk Bakker o macenzo y casi todos decían que lo que cambió su relación con la fotografía fue subir sus fotos a Instagram.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PERELMAN, HÉROE O ENFERMO

Bocados de realidad XXIV