Entradas

Bocados de realidad IX

Imagen
En las dos fotos de esta semana es más significativo el cómo que el qué. Me refiero al cómo están tratadas las imágenes frente al qué aparece en ellas. Podrían considerarse lo que en pintura se denomina un bodegón, que los pintores realizan como estudio o practica del tratamiento de luces y texturas y en el que, por este motivo, el interés radica más en estos aspectos que en los motivos representados.
En mi caso el motivo son dos escenas de calle, que no dejan de tener cierto interés social: la pareja que mantiene una conversación en la que ella parece llevar la voz cantante mientras que él parece desentenderse y no prestarle demasiada atención, en la primera, y dos personas mayores conversando sentadas en un banco e iluminadas por la última luz de la tarde, en la segunda; en definitiva y pese a todo unas escenas un tanto banales que no tienen la entidad suficiente como para sostener por sí solas el peso de la fotografía, al contrario, por ejemplo, de lo que ocurría en la foto de la …

Intuición y conocimiento / Genio y sabiduría.

Imagen
En todas las actividades que se pueden llevar a cabo en la vida hay dos cualidades que resultan determinantes a la hora de obtener resultados, puede que tengan más nombres pero yo las he denominado el instinto y el conocimiento. El instinto es innato, se tiene o no se tiene, el conocimiento se adquiere con la educación. Lo ideal, claro está, es estar en posesión de las dos porque entonces se pueden alcanzar las más altas cimas de excelencia, pero no es lo normal, generalmente poseemos instinto para actividades que no perfeccionamos con la formación y nos formamos para otras para las que no tenemos instinto, en ambos casos los resultados pueden llegar a ser buenos, pero no brillantes. Yo tengo instinto para la fotografía pero me falta formación, sobre todo formación técnica.
Aunque siempre me gustó la fotografía empecé muy tarde a hacer fotos. Mi primera cámara la compré con 13 o 14 años en un catálogo de venta por correo. Era una auténtica basura, una cámara de plástico en la que la …

Bocados de realidad VIII

Imagen
Gente

Aunque no lo parezca viendo la temática de las entradas anteriores, uno de los primeros apartados que establecí para clasificar mis fotos fue el de Gente; cuando ni siquiera había oído hablar de la fotografía street o fotografía callejera ya me gustaba fotografiar a la gente en escenas cotidianas. La mera presencia de gente en las fotografías, aunque no desempeñen un papel protagonista, les otorga a éstas y para mí una especie de sentido añadido que no sé explicar muy bien. En alguna ocasión de las que he tratado de explicarme qué es lo que me interesa fotografiar con objeto de orientarme mejor cuando tengo la cámara entre las manos he llegado a la conclusión, puede que excesivamente rigurosa, de que lo que me interesa fotografiar sobre todo es al ser humano, claro está que no limitándome sólo al propio ser humano sino extendiendo ampliamente ese concepto a otros múltiples aspectos que entran en relación con él como sus relaciones con otros seres humanos o con el entorno, sus há…

Bocados de realidad VII

Imagen
En cierta ocasión, una tarde lluviosa de primavera decidí salir por la ciudad a hacer fotos. No tenía ninguna foto de lluvia y aunque atravesaba un periodo en que las musas ni siquiera me dirigían la palabra pensé que la lluvia podía ser un tema con las suficientes posibilidades como para reconciliarme con ellas: ambientes melancólicos, paraguas de colores chillones contrastando con la grisura del día, reflejos en el suelo mojado de personas o luces de los coches… el agua siempre aviva los colores. Paseé por la ciudad infructuosamente, no conseguí hacer ni una sola foto medianamente decente, alguna mantengo archivada con la esperanza de que haya algo en ella que un día consiga descubrir, pero estoy casi convencido de que es una esperanza vana, cuando las musas se enfurruñan no hay nada que hacer.

Uno de los periódicos online locales tiene una sección que titula Miradas en la que publica fotografías que envían los lectores. En esa sección salió publicada al día siguiente la foto que y…

Bocados de realidad VI

Imagen
A vueltas con la realidad. Esta sección se llama Bocados de realidad y ciertamente lo que pretendo recoger en mis fotos son fragmentos de la realidad presentados de forma que resulte una imagen estéticamente atractiva. Podría decirse en base a ello que estas fotografías no reflejan la realidad al menos de forma fidedigna. No buscaré argumentos que oponer a esa afirmación, mejor diré que esas no son unas normas excesivamente estrictas y que en cualquier caso y como es bien sabido las normas están para romperse. Así, en ocasiones, como ocurre en estas fotos que traigo hoy, no renuncio a lo segundo es decir a conseguir imágenes que considero atractivas desde el punto de vista estético aunque para ello deba sacrificar en cierta medida la fidelidad a la realidad, a la visión real por decirlo mejor.
En el primer caso, la fotografía de la puerta del coche, se han subido exageradamente las sombras, con ello algunos reflejos que había en la puerta, los más difuminados, han desaparecido y el r…

Bocados de realidad V

Imagen
Ramón Trecet siempre cerraba la emisión de su añorado Diálogos 3, un programade Radio 3 dedicado a las entonces denominadas músicas New Age,con esta máxima: «buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo».


Pues de eso se trata, de buscar la belleza en este caso en las fotografías y hoy me apetece reflexionar sobre distintas formas en que esa perseguida belleza puede aparecer en una fotografía. Yo he establecido tres: Hay fotografías en las que la belleza está enteramente en lo retratado, el fotógrafo, aunque debe resolver técnicamente la toma, se limita a dejar constancia de ello es, por así decirlo, fotografía documental. A este grupo pertenecen, por ejemplo, las que en el argot se denominan postales, vistas archiconocidas, típicas, de paisajes, ciudades o monumentos que curiosamente insistimos en captar una y otra vez con nuestra cámara, para mí este tipo de fotografías no tienen excesivo interés. Hay otras en las que la belleza, inmersa y escond…

Bocados de realidad IV

Imagen
Esta fotografía tardó en salir, tardé en verla. El encuadre original era mucho más amplio sobre todo por la izquierda, incluía alguna casa más que completaba la manzana. Durante bastante tiempo la fui recortando una y otra vez hasta que apareció, como suele suceder, cuando quedó reducida a lo esencial.
La titulé Hubo tiempos mejores y cuando la hice pretendía captar la decadencia que padecen los pueblos de Castilla. Y ahí está todo lo que la pone de manifiesto, en el muro desplomado de la casa, en sus revestimientos perdidos que dejan ver las piedras o en el mal estado en que se encuentran los que aún se mantienen, en esas malas hierbas que crecen en la base del muro, en el verdín que cría la tosca pavimentación de la calle y que revela el escaso tráfico que  transita por ella y en la persiana, claro. Esa persiana inadecuada para la ventana que se adivina tras ella, la más barata que había, sin ninguna concesión a la estética (¿la estética?) ni a ninguna otra cuestión que no sea la n…